Como generar entornos de trabajo que sean más agradables para los empleados

En tiempos donde las oficinas son mucho más prácticas y acogedoras, quienes se encargan de diseñarlas tienen que pensar constantemente en no abrumar a los empleados que vayan a trabajar allí. Después de todo, se considera que un empleado más contento puede mejorar su productividad y sentirse más a gusto tanto con su empleador como con sus compañeros. Así como algunas de las empresas de tecnología se ocupan de que no haya faltante de espacios de recreación, de comida y de cualquier otra necesidad que pueda surgir, también se entiende que lo que cualquier cosa que no pertenezca ni aporte al espacio no debería estar dando vueltas.

Todo lo que esté de más en un espacio de trabajo significa menos movilidad, más superficies para limpiar o simplemente menos productividad en las personas que se preguntan “¿por qué está eso dando vuelta?”. Así como la limpieza de los lugares tienen que estar al día, la oficina tiene que contar con todo el espacio disponible para que las personas que efectúan tareas ahí se sientan cómodas.

Por ejemplo, si se cambiaron las impresoras, las computadoras o los celulares de los empleados no tiene sentido tener los modelos viejos dando vuelta. En caso de que estos sean aparatos que no se pueden dejar de ser propiedad de la empresa, una de las opciones es alquilar un servicio de bauleras y guardar allí todo lo que esté de más.

De esa manera, el espacio queda liberado y las máquinas que no van a utilizarse quedan en un lugar seguro.

Si se trata de cosas que no tienen sentido que estén dando vuelta pero le puede servir a un empleado, existe la opción de de que estos puedan comprarla a un precio menor al del mercado. Sin embargo, no en todos los casos es necesario un servicio como el que ofrece Deposito Belgrano. Eso se suele ver en empresas de tecnología, las cuales producen o tienen acuerdos con los proveedores de hardware. Cada vez que la generación de tecnología cambia se arma una lista de las computadoras, teléfonos, tablets y otros productos de ese tipo y se les ofrece a los empleados. En caso de que sobre algunas de estas cosas, se pueden poner a disposición del público en general. Una acción de este tipo no sólo es beneficiosa para el espacio de una oficina, también puede dar una pequeña ganancia que se aplica en el balance anual.

Todo esto depende de la idea que tenga la empresa para con sus oficinas. Después de todo, no todos los rubros son iguales y hay personas que se aferran a las ideas del pasado. Eso no es necesariamente malo, pero también ahuyenta a potenciales empleados que están buscando condiciones específicas de los lugares de trabajo. Después de todo, considerando que hay una nueva generación de personas en edad de trabajar, lo mejor es adaptarse a la ideas de trabajo que tienen para poder aprovechar todo el potencial y las ganas de aportar que pueden darle a una empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *