Gran avance del sector: El mejor aparato médico para medir la saturación

Son tiempos donde el covid-19 puede embestir e inflamar los pulmones, generando una dificultad permanente de oxigenar bien la sangre. En este contexto, es un síntoma clave, y el oxímetro o saturómetro vino a representar una ayuda tecnológica valiosa: la de medir en forma ambulatoria el nivel de oxígeno y en caso de dar bajo, tratarse a tiempo. ¿En qué consiste? ¿Por qué deberías tenerlo?

Cuando las personas respiramos, estamos ingresando el oxígeno al interior, el que, por medio de los pulmones y el corazón es llevado a la sangre y luego a los otros órganos que lo precisan. Así, por consenso médico se estima que la concentración normal de oxígeno debe ir entre 96% y 98%, menos de eso es una alerta de consulta inmediata por sí o sí implica una insuficiencia o infección respiratoria.

Detectarlo con este aparato pequeño, clic aquí, es esencial, porque sucede que algunas veces no se percibe a simple vista, asumiendo que se está ante una hipoxia silenciosa.

Ese es el motivo por la que viene creciendo con fuerza la venta de oxímetros en el país, y por la que cada vez más personas buscan tenerlos en casa para hacer una medición periódica y en caso de necesitarlo, recurrir a una consulta inmediata.

Cómo actúa el oxímetro

Un aparato de pulso como este, que encontramos por ejemplo en Farmacia Morteo, (fundamental adquirirlo solo en farmacias y ortopedias) permite medir el nivel de saturación de oxígeno. Por medio de una pinza donde se ubica la yema del dedo medio y a través de luz polarizada interna se detecta el nivel de glóbulos rojos que pasan. Se realiza con este dedo porque es donde mayor microcirculación hay.

Resulta sin dudas uno de los elementos más necesarios y valiosos en este contexto de pandemia. Un aparato práctico, accesible e innovador que trae múltiples beneficios y que, recomiendan utilizarlo siempre de una determinada forma para no caer en falsos datos: sin uñas pintadas ni tener problemas de circulación de base o fiebre, porque estos síntomas ya de por sí bajan los niveles. En esos casos, la consulta debe ser inminente.

El dato: pacientes crónicos con condiciones respiratorias o neumonías previas debieran contar siempre con un oxímetro en el hogar.

¿Cómo utilizarlo? Encenderlo, tener las uñas sin esmalte ni lesiones y en condiciones secas, poner el dedo y proceder a medirlo en lo posible sentado y en un ámbito de tranquilidad. verificar los resultados, esto es porcentaje de saturación y pulso. Entre 95 y 100 es normal, por debajo se debe consultar de inmediato a la guardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *