¿Empezás una sucesión? La información legal que necesitás conocer

Luego del fallecimiento de una persona, sea por enfermedad o imprevisto, es necesario iniciar los trámites de sucesión en la justicia. Un asunto que no todos los familiares tienen claro y que es esencial para acceder a los bienes dejados. ¿Qué papeles necesitás llevar al estudio y cómo se hace la gestión? Desde FyL abogados nos explican.

El código civil de la República Argentina define textual en su apartado que la muerte real o presunta de una persona es causa de apertura de sucesión y herencia hacia quienes deben sucederle por testamento o ley.

Un ítem, ver más, que se ejecuta para que estos, luego de la resolución, puedan disponer a discreción de manera legal, de los bienes del occiso y venderlos o intercambiarlos si fuera el caso sin ningún contratiempo judicial.

Para comenzar una sucesión es preciso que sepas que hay dos alternativas de oficio: la llamada ab intestato, es decir sin testamento, y la sucesión testamentaria. En otras palabras, trámite hay siempre porque aún en caso de tener un escrito debe corroborarse la originalidad del documento y además puede haber herederos desconocidos que deben ser convocados mediante edicto a tomar sus derechos, por un mes.

Los pasos de la sucesión

Se inicia con el trámite formal que, como nos explica el abogado laboral de FyL abogados, se hace ante la autoridad pertinente al Domicilio último del DNI del fallecido, e igualmente se permite la figura procesal de prórroga territorial si los interesados lo piden.

De aquí en más, será necesario presentar la partida de defunción del fallecido y partida que confirme el parentesco con este, sea acta de matrimonio o de nacimiento. Son pagas mediante tasa, así como los edictos, y deben ser no superiores a los 12 meses anteriores.

En el caso de haber un bien valioso no alto se anuncia el edicto solamente en el Boletín Oficial y no en medios, acortando los tiempos de culminación del proceso para la parte interesada.

También es preciso mostrar los datos de identidad, domicilio y DNI original del resto de los herederos, así como título de propiedad original y copia, cajas de ahorro, de seguridad, y/o otros como recibos previsionales y cualquier comprobante de créditos y compras anteriores.

Si hablamos de honorarios, estos varían según tipo de trámite y jurisdicción, pero en líneas generales puede ir del 7% al 25%, y también suele dejarse para una regulación judicial luego de dictada sentencia, cobrando una porción. Por último, y para terminar, el trámite judicial sucesorio culmina con la inscripción de la declaración de heredero/s en el Registro de Propiedad. Si ya se decide la venta o pase de bienes, se puede simplificar tiempo ante escribano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *