Muebles de estilo industrial, un clásico que no pasa de moda

Decorar un lugar propio, ya sea nuestro hogar, oficina, comercio o espacio donde desarrollamos nuestra actividad y en el cual pasamos gran parte del día, es una tarea muy reconfortante.

La sensación de elegir el color de las paredes, los revestimientos, el mobiliario, las luminarias y  los accesorios a nuestro gusto y hacerlos combinar en armonía es realmente gratificante.

En relación con las preferencias de los consumidores, en los últimos años la industria del mueble en Argentina se ha modificado. Siguiendo las modas que provienen de otros países y combinándolas con el gusto local, el estilo industrial ha pasado a la vanguardia.

Si estás pensando en decorar un espacio, en Galpón Loreto vas a poder encontrar una gran cantidad de mobiliario de este estilo. Pero, antes de que te acerques a adquirirlo, nos gustaría contarte un poco sobre este estilo que nació entre bohemios.

Origen del estilo industrial

Este tipo de ambientación nació en Nueva York, en los años ’50 gracias a que muchos artistas se instalaron en antiguas fábricas, galpones, sótanos y depósitos y los acondicionaron para habitarlas de forma permanente.

Por este motivo, el estilo industrial se caracteriza por tener paredes de ladrillo a la vista, cañerías que pasan por el exterior y techos y pisos de hormigón.

Características principales

El estilo industrial se caracteriza por transmitir una sensación de amplitud a los espacios, dado que en general no hay divisiones en los ambientes. Se trata de lugares estilo “loft”, en donde la continuidad solo se interrumpe por la presencia de muebles, equipos o electrodomésticos.

Además, se suele respetar la diagramación y las estructuras originales, es decir, no se efectúan modificaciones a los techos, ni al piso, ni a las paredes ni columnas. Por este motivo, las tuberías de gas, calefacción y energía se dejan a la vista, sin hacerlas pasar por el interior de los muros.

Por otro lado, los ventanales son los grandes protagonistas en este estilo. Las grandes ventanas aportan luminosidad natural y enfatizan la sensación de ambientes amplios. Se combinan con lámparas de pie, de mesa y de techo realizadas principalmente en metal.

Mobiliario industrial

Los muebles de estilo industrial se caracterizan por respetar los materiales que propone este tipo de decoración. Entre ellos se encuentran el aluminio, el cemento, el ladrillo, el hierro de apariencia oxidada y el vidrio.

Se trata de elementos que se comercializan en crudo, es decir, sin pinturas o pátinas de ningún tipo.

En cuanto a los colores, predominan el negro, blanco, gris, beige y azul. Son tonalidades frías, que aportan sobriedad a los muebles. Buscan evitar ser un elemento de distracción, para que el mobiliario destaque por su funcionalidad y no por su diseño.

Si querés amoblar tu habitación con este estilo, en el enlace https://galponloreto.com.ar/producto-categoria/dormitorio/camas/ podrás encontrar variedad de modelos para elegir.

Colocar persianas o no colocarlas, esa es la cuestión

Hoy en día, en la mayoría de las construcciones modernas se ha dejado de lado la colocación de persianas, un elemento que era fundamental al momento de edificar edificios o viviendas en épocas pasadas.

Al construir o remodelar un comercio, oficina u hogar familiar, hay que prestar atención a las aberturas, en especial a las ventanas, porque además de influir en la decoración y el aspecto general de la propiedad, también determinarán la iluminación y la aislación de los ambientes.

Por eso, en la actualidad muchos constructores evitan la colocación de persianas y se vuelcan a la instalación de cortinas. En ambos casos las opciones son diversas. Existen varios tipos de persianas y también de cortinas, que podrás encontrar en Diseño Roller, tan solo poniéndote en contacto con este local especialista en cortinados.

Pero antes de que optes por colocar un buen par de cortinas o te decidas por persianas, vamos a explicar brevemente algunas características de estas últimas.

Tipos de persianas, ventajas y desventajas

  • Persianas de PVC

Comúnmente llamadas “persianas de varillas plásticas”, este tipo de persianas es muy resistente. Son la opción más económica dentro de los materiales disponibles para este producto.

Además, requieren poco mantenimiento, son fáciles de limpiar y resisten los rayos del sol y el viento, a la vez que aíslan bastante bien los sonidos y las temperaturas del exterior.

No obstante, el paso de los años y la exposición al sol y al calor de forma directa puede dañar sus varillas, que terminan agrietándose. Por otro lado, no son la mejor elección si se busca aportarle calidez y elegancia a un ambiente.

  • Persianas de madera

Si el objetivo es construir un ambiente acogedor, las persianas de madera se convierten en las aliadas para lograr ese fin. Son agradables estéticamente, además de robustas, y ofrecen la posibilidad de pintarlas al color de madera que más se ajuste a la decoración del espacio. Como si fuera poco, son excelentes aislando el calor y el sonido externos.

Sin embargo, también tienen desventajas. Para mantenerlas necesitan ser barnizadas por lo menos una vez por año, ya que son muy sensibles a la humedad del ambiente y a las variaciones del clima y las temperaturas.

Por otro lado, la madera es susceptible de ser presa de polillas, termitas y parásitos. Estos insectos pueden dañar de forma permanente las varillas, disminuyendo su vida útil y dando un aspecto descuidado a las persianas.

  • Persianas de aluminio

Son ligeras, seguras y muy resistentes a la humedad, las lluvias y los rayos ultravioletas. Además son muy fáciles de mantener y limpiar.

Pero, su precio es extremadamente alto en comparación con otros tipos de persianas. Su elevado valor hace que muchas personas no puedan adquirirlas y terminen eligiendo la madera o el PVC.

Colocar persianas es una decisión que tiene beneficios, pero también desventajas. Una buena manera de aislar los ambientes, dar un aspecto elegante y ahorrar dinero es colocar cortinados. Existen varias opciones: cortinas romanas, roller, paneles japoneses, clásicas. La elección es tuya.