Los juegos de azar, una industria en modo de espera

Pocas industrias son tan dinámicas, prometedoras y grandes como la de los juegos, ya sean clásicos o digitales. Sólo para tener una idea, una estimación de Newzoo encontró que el año pasado, el negocio de los videojuegos alcanzó casi los 150 mil millones de dólares.

No sorprenderá a nadie, saber que casi la mitad de los ingresos de estos entretenimientos digitales pasan por los dispositivos móviles, fundamentalmente celulares y tabletas. Más aún, impactantes avances tecnológicos, como la realidad aumentada, prometen aportar opciones y nuevas experiencias más interactivas y radicales en los próximos años.

En los Estados Unidos, el buró de estadísticas del trabajo encontró que aquellas personas de más de 15 años invierten más de 5 horas diarias en estas actividades. Una cifra impresionante, que sin duda anticipa que estos entretenimientos seguirán teniendo importancia y relevancia en el futuro.

Desde el mercado de la industria de las consolas y los dispositivos, pasando por los clásicos juegos de azar, hasta los sitios especializados en estas temáticas, como Loterías Mundiales, son ejemplos patentes de la variedad y alternativas de negocios rentables que encuentran en este rubro.

Sin embargo, el reciente párate comercial generalizado y el cambio en las rutinas de la gran mayoría de las personas en el mundo ha transformado radicalmente también a esta actividad. Es cierto que, lo que refiere a casinos, bingos y opciones que suponen el traslado y la aglomeración excesiva de gente es el sector más amenazado en el corto y largo plazo.

Las autoridades sanitarias ya han anticipado y advierten especialmente acerca de que los eventos y formas de encuentro masivos serán las últimas actividades en agregarse, a las restricciones impuestas. Ya que justamente, la gran acumulación de hombres y mujeres, constituye el foco de contagio más importante, pues allí el virus encuentra las condiciones óptimas para el contagio.

Asimismo, las casas de loterías y en consecuencia todos los locales y pymes que, directa o indirectamente, trabajan con estas competencias, son otro grupo especialmente vulnerable. 

En este sentido, muchas provincias y negocios están esperando la habilitación definitiva de estos juegos, siempre bajo estrictas normas de distanciamiento social, para recuperar su fuente de trabajo. Existen sitios como el que muestra este enlace: https://www.loteriasmundiales.com.ar/Quinielas/tucuman especializados en estos temas, que generan recursos y nuevos negocios.

Pero además, no se puede subestimar el aporte económico que esta área supone para la economía de una provincia o país.

Por ejemplo, la quiniela de Tucumán aportó el año pasado, unos 80 millones de pesos al Sistema Provincial de Salud; aproximadamente, el 21 por ciento de la recaudación por esta actividad se destinó a este objetivo.

Del otro lado de la vereda, aquellas opciones basadas en las herramientas y posibilidades que ofrece internet están aprovechando positivamente el contexto de aislamiento. De acuerdo a un estudio de Telecom, en la Argentina, el uso de datos en gaming creció un 12% desde el inicio de la pandemia. En la misma línea, se espera que los recursos online mitiguen un poco la crisis en los casinos físicos. La Asociación que nuclea a los casinos en Las Vegas anticipó que, la reducción de los ingresos llegaría a los 43.500 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *